Tratamiento fisioterapéutico de la hernia discal

Tratamiento fisioterapéutico de la hernia discal

Las hernias son patologías que afectan la salud y el bienestar de la columna vertebral, pudiendo presentarse en cualquiera de sus segmentos. Como sabemos, la columna vertebral se conforma de 33 vértebras, las cuales se subdividen en los siguientes segmentos:

  • Segmento cervical: compuesto por 7 vértebras.
  • Segmento dorsal: compuesto por 12 vértebras.
  • Segmento lumbar: compuesto por 5 vértebras.
  • Hueso sacro: fusión de 5 vértebras.
  • Hueso cóccix: fusión de 3 vértebras.

Entre cada vértebra de los distintos segmentos de la columna existe una estructura llamada disco intervertebral, el cual tiene en su centro una sustancia que responde al nombre de núcleo pulposo (que se compone de una sustancia gelatinosa). Cuando existe un rompimiento del anillo fibroso que recubre el núcleo pulposo, este sale hacia el exterior de la vértebra y genera la compresión de las raíces nerviosas adyacentes, lo que se denomina como hernia discal.

Ahora bien… ante este problema ¿Qué debemos hacer desde el punto de vista de la fisioterapia?

Tratamiento fisioterapéutico de la hernia discal

La fisioterapia cumple un rol fundamental dentro del tratamiento del paciente con hernia discal. Incluso, su eficacia podría ser un factor determinante entre la realización de la intervención quirúrgica o no. Es por esto que la fisioterapia resulta tan importante ante estos casos. A continuación, hablaremos un poco acerca del tratamiento a emplear en casos de hernias discales.

Es importante tomar en cuenta que antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento fisioterapéutico es necesario realizar una evaluación física del paciente, que permita discernir cuáles son los aspectos primordiales propios a tratar en cada individuo con hernia discal. De igual forma, resaltar que dependiendo del segmento en el que se encuentre la hernia discal, ciertos aspectos del tratamiento variarán. De momento, hablaremos de forma general acerca del tratamiento fisioterapéutico de las hernias discales:

  • Termoterapia: en este caso, la aplicación de la termoterapia la aplicaremos ya que nos permitirá obtener la relajación de la musculatura implicada o afectada por la hernia discal y además nos ayudará a conseguir alivio del dolor.
  • Aplicación de electroterapia analgésica: el uso del TENS será de gran ayuda para brindar alivio al dolor del paciente.
  • Masoterapia: es importante realizar masajes descontracturantes en los músculos afectados con la finalidad de disminuir la tensión y las cargas en dicha musculatura.
  • Tracciones vertebrales: esta es una de las herramientas de la fisioterapia que nos permite ganar un poco más de espacio entre las vértebras y de esta manera, quitar un poco de la tensión que permite que el núcleo pulso presione el anillo fibroso o incluso, que pase a través de él.
  • Estiramientos musculares: los estiramientos musculares son imprescindibles ante la presencia de hernias discales, ya que con ellos ayudamos a liberar la tensión en los músculos provocada de manera natural y refleja ante la presencia de las hernias discales.
  • Inhibición de puntos gatillo: como consecuencia de las contracturas musculares, es posible que ocurra la activación de ciertos puntos gatillos, en estos casos, será muy importante inhibirlos para aliviar el dolor del paciente.
  • Hidroterapia: realizar los ejercicios del paciente en el agua resulta muy beneficioso en casos de hernias discales, ya que nos permite eliminar el peso de la gravedad, lo que disminuye el dolor y facilita la fluidez y eficacia de los movimientos, favoreciendo la realización de los ejercicios.
  • Ejercicio físico personalizado: es importante mantener la actividad y movilidad del paciente, sin embargo, es importante que los ejercicios estén destinados a cubrir las necesidades propias de cada paciente y además respeten los límites que generan las hernias discales.
  • Fortalecimiento muscular: es de gran importancia que se trabaje la fuerza muscular, ya que debido a que debido a la compresión nerviosa, es frecuente que la musculatura afectada en muchas ocasiones presente debilidad.  Asimismo es importante resaltar que el trabajo muscular del “CORE” (musculatura del tronco, suelo pélvico y diafragma) resulta fundamental en el tratamiento de hernias discales, ya que es necesario mantener nuestro centro de gravedad fortalecido y equilibrado, con la finalidad no solo de rehabilitar la hernia tratada, sino de prevenir recaídas o que se genere una nueva hernia discal.
  • Por último y no menos importante, se debe de realizar un programa de reeducación postural, en donde el paciente aprenda y concientice la manera más adecuada de realizar diversos movimientos y ejercicios frecuentes en su vida cotidiana, con la finalidad de evitar caer nuevamente en el padecimiento de la hernia, así como de prevenir la formación de una nueva.
Este artículo pertenece a fisioterapia

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

Más especialidades de FisioClinics