Esguince de Tobillo – FisioClinics Palma

A 2 minutos de la parada de autobús

A 3 minutos de Vía de Cintura

Parking exterior y subterráneo (dentro del Centro Comercial) gratuito

Un esguince de tobillo puede presentarse en diferentes grados de gravedad, los más leves con frecuencia son tomados como una lesión sin importancia, sin embargo, esto es un grave error, ya que un esguince de tobillo que en un primer momento fuese leve, puede convertirse en un esguince crónico o recurrente conllevando a otras lesiones, si no se toman las debidas consideraciones terapéuticas. En FisioClinics Palma contamos con profesionales especializados en Fisioterapia y Readaptación deportiva que te ayudarán a recuperar la estabilidad de tu tobillo para que vuelvas de manera óptima a las actividades recreativas y deportivas que realizas a diario. Siga leyendo para aprender a reconocer las causas, los síntomas y los tipos comunes de esguinces de tobillo.

¿Qué es el Esguince de tobillo?

El movimiento estable y equilibrado del tobillo se logra no sólo gracias a la acción conjunta de músculos y tendones, sino también a la fuerte estabilización que brinda los ligamentos. Estos últimos se tratan de unas bandas constituidas de tejido conectivo, que unen en diferentes puntos los huesos que forman la articulación del tobillo (tibia, peroné, astrágalo). Y que, en una lesión como el esguince o torcedura de tobillo se ven sobre estirados o incluso desgarrados totalmente producto de un movimiento anómalo.

Los esguinces de tobillo los vemos con frecuencia en pacientes deportistas de disciplinas como el fútbol, basquetbol, pádel y otras disciplinas que implican movimientos bruscos o rápidos de tobillo. Sin embargo, un mal paso durante al bajar escaleras o en una caminata sobre un terreno inestable puede resultar en una torcedura o esguince de tobillo, todos estamos expuestos a situaciones como estas, que pongan en tensión excesiva los ligamentos del tobillo, lo que quiere decir que los esguinces de tobillo son lesiones que puede sufrir cualquiera.

Tipos de esguinces de tobillo según mecanismo de lesión

El tobillo cuenta con varios ligamentos, que dependiendo de las características del movimiento lesivo, pueden verse afectados uno o varios de ellos. Dado que el mecanismo de lesión más frecuente es el movimiento de inversión, los ligamentos más frecuentemente afectados en el esguince por inversión, son los que se encuentran en el lado externo o lateral de la articulación: peroneo astragalino anterior, el peroneo calcáneo y el peroneo astragalino posterior, dado que este último es el más débil de los tres, resulta ser el afectado en el 70% de los casos. En el esguince por eversión, el ligamento deltoideo que se encuentra dividido en tres ramificaciones (ligamento tibiocalcáneo medial y los ligamentos tibioastragalino anterior y posterior) es el más afectado.

Tipos de esguinces de tobillo según mecanismo de lesión

Aunque los anteriores, son los que solemos ver con mayor frecuencia en consulta, también puede ocurrir otro, el llamado esguince alto, el cual se origina producto de un excesivo movimiento combinado de rotación externa y pronación en el tobillo, en esta lesión el tejido ligamentoso afectado es llamado sindesmosis y constituyen la unión distal de la tibia con el peroné.

¿Cuáles son los signos y síntomas que indican que tengo un esguince en el tobillo?

La sintomatología es variable en cada caso, y esto se debe principalmente a la gravedad de la lesión y a los ligamentos afectados. Sin embargo, los signos más destacables que se hacen evidentes en estas lesiones de tobillo son:

  • Dolor y malestar dentro del tobillo: la ubicación va a variar según el ligamento lesionado y la intensidad de este dolor puede estar relacionada a la gravedad de la lesión, es posible que algunas personas sientan una especie de chasquido al momento de la lesión, que posteriormente se convierte en dolor.
  • Hematomas: la aparición de hematomas no es infrecuente en esta lesión, así como la aparición de hinchazón y rigidez. Cuando el hematoma presente es bastante pronunciado, es indicativo que de un esguince severo.
  • Inflamación: el cuerpo como respuesta al daño tisular, incrementa la circulación de la zona lesionada, para incrementar la llegada de células reparadoras que inicien el proceso de curación.

Cabe destacar que la sobre tensión sobre un ligamento, además de ocasionar su esguince o desgarre también puede comprometer el tejido óseo en donde se ancla, por lo que una fractura también puede ocurrir. Si este es el caso, la persona presenta dolor intolerable, no puede descargar peso sobre el tobillo afecta y/o siente entumecimiento u hormigueo notable. Esta situación es fácil de descartar con una radiografía.

Clasificación del esguince de tobillo

En el ámbito médico solemos dividir esta lesión en tres grados, cada uno de ellos ocasiona signos y síntomas que los diferencia entre sí. Dado que los síntomas suelen coincidir con la gravedad del esguince, conocer los síntomas de cada uno, le ayudará a diferenciarlos entre sí:

Esguince de tobillo grado I (Leve)

El ligamento o ligamentos lesionados muestran desgarros a nivel microscópico, ocasionando en la persona lesionada síntomas como:

  • Dolor leve.
  • Ligera hinchazón.
  • Hematomas leves sobre el lado interno o externo del tobillo (dependiendo del ligamento lesionado), si los hay.

Esguince de tobillo de grado II (Moderado)

El desgarro es más agravado, en este grado los ligamentos están más estirados por lo que la articulación presenta una ligera inestabilidad, ocasionando además, síntomas como:

  • Dolor moderado y sensibilidad a la presión.
  • Inflamación notable de la articulación.
  • Hematomas moderados sobre el lado interno o externo del tobillo (dependiendo del ligamento lesionado).
  • Inestabilidad articular perceptible con el movimiento durante la descarga de peso (al pisar o caminar).

Esguince de tobillo de grado III (Grave)

Ya la continuidad del ligamento se ve perdida, por lo que a diferencia de la anterior, la inestabilidad articular es más notable, otros síntomas destacables son:

  • Dolor intenso y sensibilidad a la palpación.
  • Fuerte inestabilidad articular, que dificulta gravemente el movimiento de la persona afectada, por lo que ya no puede seguir caminando.
  • Inflación significativa.
  • Hematomas severos notables sobre el lado interno o externo del tobillo (dependiendo del ligamento lesionado).

¿Cómo saber si tienes un esguince de tobillo y su gravedad?

Para facilitarte la detección de esta lesión, uno de los profesionales de salud de FisioClinics te mostrará en el siguiente vídeo los signos y síntomas que se presentan en cada grado y te brindará algunos tips para diferenciar los grados entre sí. Conocer los síntomas de un esguince de tobillo le ayudará a diferenciar un esguince de una lesión más grave y obtener la ayuda adecuada:

 

¿Cuáles son las causas del Esguince de tobillo?

Ya sabemos cómo diferenciar esta lesión y cuál es sintomatología asociada, ahora bien, porque se producen los esguinces de tobillo. Su origen suele ser un cambio repentino y brusco de la posición natural de la articulación del tobillo, que los ligamentos que restringen y estabilizan el movimiento no pueden soportar, por lo que su estructura se ve comprometida, bien sea una elongación excesiva o el desgarro total de sus fibras. Las situaciones que más frecuentemente conllevan a esto son:

  • Situaciones simples o comunes como caminar, correr o simplemente pisar una superficie irregular
  • Tener un torpe aterrizaje sobre su pie después de resbalar, caerse o saltar desde una pequeña o gran altura.
  • Ciertas actividades deportivas imponen demandas adicionales en el rango de movimiento del tobillo, y por ende a los ligamentos que restringen su movimiento, lo que aumenta el riesgo de sufrir un esguince de tobillo. Esto es especialmente común en los deportes de alto impacto que implican cambios rápidos de dirección o movimientos pivotantes como fútbol o básquet.

Además, cabe destacar que una lesión previa en el tobillo puede tener efectos duraderos en la estabilidad de la articulación, según la gravedad; por lo que aquellos que se han torcido previamente un tobillo tienen altas probabilidades de lesionarse el tobillo nuevamente.

¿Por qué tengo esguinces de tobillo recurrentes?

Como comentamos previamente, con frecuencia los esguinces son tratados como lesiones de poca relevancia, si bien el cuerpo a corto o largo, tiene la capacidad de regenerar por sí sólo cualquier tejido lesionado, se deben tener en cuenta el tiempo de reparación tisular del grado lesión y la incentivación del movimiento según el nivel de gravedad presente, para evitar secuelas a largo plazo. Por ejemplo, no es recomendable que alguien que recién acaba de esguinzarse, por el hecho de no sentir dolor, siga con sus actividades cotidianas o vuelva a practicar deporte sin la debida valoración y tratamiento.

Los ligamentos que se han desgarrado y no han recibido el tratamiento adecuado, no lograran sanar o cicatrizar de manera adecuada, por lo que ante mínimos esfuerzos pueden desgarrarse una y otra vez, creando un ciclo tortuoso de esguinces recurrentes y dolor de tobillo, e incluso puede conllevar a la separación total de sus fibras y a la inestabilidad crónica de la articulación. Situación que a largo plazo puede ocasionar el desarrollo de una artrosis de tobillo temprana, entre otras lesiones de tobillo. Por ello, recomendamos que ante un esguince de tobillo solicite ayuda especializada, en FisioClinics Palma contamos con fisioterapeutas y readaptadores deportivos expertos en el área, no dudes en contactarnos.

¿Cómo puedo prevenir un esguince de tobillo?

Es importante destacar que al tratarse de una lesión de origen traumático, en muchos casos puede ser difícil prevenir que esta ocurra, sin embargo, si tomamos en consideración que un tobillo estable es menos propenso a sufrir lesiones de este tipo, las medidas preventivas van encaminadas hacia ese objetivo:

  • Asegúrese de usar las zapatillas correctas para la actividad que está realizando y asegúrese de que brinden suficiente apoyo y soporte al pie y tobillo.
  • Practique técnicas de calentamiento o acondicionamiento adecuadas antes de realizar una actividad demandante para los miembros inferiores (por ejemplo, deportes).
  • El entrenamiento de los músculos y tendones de la articulación ayudará a mantener los ligamentos estables, fuertes y también le ayudará a rehabilitar aquellos que estén débiles.
  • Si ya ha tenido lesiones en el tobillo, considere la posibilidad durante el proceso de recuperación el uso de vendas en el tobillo que se lesionó para evitar más lesiones.

¿Cómo se tratan los Esguinces de tobillo?

Las lesiones agudas de tejidos blandos en un principio son tratadas mediante protocolos de actuación terapéutica, los protocolos ICE, RICE, PRICE O POLICE son los que predominan en el tratamiento de esta lesión, sin embargo, en la actualidad se ha comprobado que estas actuaciones aunque ampliamente conocidas, no cuentan con el respaldo científico actualizado necesario. Ante estos protocolos, se está cambiando hacia un nuevo protocolo de actuación conocido por el acrónimo PEACE and LOVE (propuesto por el British Journal of Sports Medicine para el tratamiento de las lesiones de tejidos blandos), la primera palabra “PEACE” va orientada al manejo inicial y las siglas de la segunda palabra “LOVE” indican las actuaciones terapéuticas posteriores.

A continuación, desglosaremos el significado de cada letra y las actuaciones terapéuticas que implican este protocolo:

  • P: Protección

Evitar actividades y movimientos que aumenten el dolor durante los primeros días después de la lesión (durante 1 a 3 días).

  • E: Elevación

Elevación de la extremidad lesionada por encima del corazón, con la mayor frecuencia posible.

  • A: Evite los antiinflamatorios

Evitar tomar medicamentos antiinflamatorios, ya que reducen la cicatrización de los tejidos. Así como también evitar el uso de hielo, a pesar de su uso generalizado no hay pruebas que indiquen sus beneficios en cuanto a las lesiones de tejidos blandos, aunque su efecto analgésico ha sido destacable, el hielo podría interrumpir la inflamación, la angiogénesis y la revascularización, retrasar la infiltración de neutrófilos y macrófagos, así como aumentar las miofibras inmaduras, lo que puede conducir a una regeneración tisular deficiente y una síntesis redundante de colágeno. Es decir, aunque el uso de hielo y antiinflamatorios pueden tener un analgésico pueden dificultar el proceso de curación de los tejidos a largo plazo, por lo que en la actualidad no se recomienda su uso.

  • C: compresión

Uso de vendas elásticas o vendajes para reducir la hinchazón e inflamación.

  • E: Educación

Evitar en la medida de lo posible los tratamientos pasivos innecesarios, para ello el fisioterapeuta le educará y le ayudará a conocer mejor el estado de su lesión y el manejo de carga necesario de acuerdo a su condición, lo que ayudará a evitar el sobretratamiento, reducir la probabilidad de inyecciones o cirugía o mayores gastos.

Pasados los primeros días, los tejidos blandos lesionados y en recuperación necesitan AMOR (LOVE)

  • L: Carga (en inglés Load)

Deje que el dolor guíe su regreso gradual a las actividades normales. Tu cuerpo es tan sabio, que te dirá cuál es el momento adecuado para que aumentes tu carga.

  • O: Optimismo

Acondicione su cerebro para una recuperación óptima siendo confiado y positivo.

  • V: Vascularización

Elija actividades cardiovasculares sin dolor para aumentar el flujo sanguíneo que permita reparar los tejidos lesionados en el tobillo.

  • E: Ejercicio

Restaurar la movilidad, la fuerza y la propiocepción mediante la realización de ejercicio terapéutico.

Olvidemos la inmovilización ¡Vamos a caminar! - FisioClinics Palma Mallorca

Con respecto a la última indicación del protocolo, existe un fuerte nivel de evidencia que respalda el uso de ejercicios para el tratamiento de esguinces de tobillo y para reducir la prevalencia de lesiones recurrentes como esguinces crónicos. Los movimientos constantes de tobillo ayudarán a restaurar la movilidad, la fuerza y la propiocepción poco después de la lesión. Te explicamos en el siguiente vídeo como puedes de manera progresiva incorporar movimientos  activos a tu miembro lesionado:

 

Tratamiento fisioterapéutico de un Esguince de tobillo según su gravedad (Grado I-II Leve-Moderado)

El abordaje fisioterapéutico en estos casos suele dividirse en tres fases, para garantizar una rehabilitación funcional completa del tobillo y prevenir el desarrollo de complicaciones a corto y largo plazo. Desde el momento de la lesión, el cuerpo da inicio a una serie de procesos enfocados en la reparación del tejido blando comprometido, procesos que desde la fisioterapia podrán ser incentivados con distintas estrategias, que variarán según la fase de reparación tisular presente y el avance progresivo del paciente.

Primera fase (Primeras 24-72 horas)

Una vez descartada una lesión de mayor gravedad como un esguince grado 3 o una fractura de tobillo, se inspecciona la articulación para establecer los ligamentos y movimientos involucrados en la lesión. Seguidamente se busca restringir de manera parcial el movimiento del tobillo durante 1 o 3 días, para minimizar el sangrado, evitar la distensión de las fibras ligamentosas lesionadas y para que no ocurra más daño en la articulación. Otras estrategias usadas en esta fase son:

  • Educación para el manejo del dolor.
  • Baños de contraste.
  • Vendaje neuromuscular o vendaje compresivo.
  • Drenaje linfático manual (DLM).

Segunda fase (3-10 días)

En esta fase es conveniente integrar ejercicios suaves de manera progresiva para incentivar el rango de movimiento articular, la flexibilidad y la fuerza muscular del tobillo. En esta fase se usan también estrategias terapéuticas como:

  • Reeducación de la marcha: se anima a la persona a que comience a caminar y se incentiva a que acelere el paso.
  • Termoterapia superficial o profunda como la diatermia.
  • Masaje terapéutico: permite el alivio del dolor, el control de la hinchazón y la promoción de una sensación general de bienestar.
  • Electroestimulación muscular (EMS).
  • Ejercicios de movilidad y flexibilidad: cuándo el paciente esté listo, se abordará las áreas previamente doloridas.

Tercera fase (10-20 días)

Se busca progresar en la intensidad de los ejercicios realizados y se implementan ejercicios enfocados la potencia y función neuromuscular de la zona, para una vez culminada esta fase, el paciente vuelva a los deportes y otras actividades de la vida diaria, manteniendo mientras un programa de ejercicios de mantenimiento para evitar recidivas a futuro. Algunas de las estrategias usadas en esta fase son:

  • Técnica manual de masaje transverso profundo de Cyriax: favorece la organización de las fibras de tejido conectivo que constituyen al ligamento lesionado.
  • Ejercicios de fortalecimiento: el fortalecimiento ayudará a reconstruir gradualmente la fuerza muscular perdida con el objetivo de restaurar la coordinación y la estabilidad de la articulación.
  • Ejercicios de coordinación, equilibrio y propiocepción.
  • Ejercicios pliométricos (sin dolor).

¿Cómo curar un esguince de tobillo?: consejos para una recuperación rápida

En el siguiente vídeo uno de nuestros fisioterapeutas de FisioClinics te mostrará de manera detallada como aplicar variadas estrategias terapéuticas y te brindará variados consejos que fomenten y aceleren tu proceso de curación, cada una de ellas al igual que la descripción previa están divididas según la fase de reparación tisular:

Cirugía en el esguince de tobillo

Los procedimiento quirúrgicos siempre son una opción ante cualquier lesión, en este caso, la cirugía no favorece del todo el proceso de recuperación, por lo que sólo se usa en caso muy agravados. Debido a su naturaleza invasiva y a los riesgos que como todo procedimiento quirúrgico implica, el tratamiento terapéutico conservador siempre se realiza primero. Con frecuencia se indica en casos en donde la inestabilidad articular resultante de la lesión no logra resolverse mediante las intervenciones conservadoras o cuando además, del ligamento se han lesionado otras estructuras como huesos. En la cirugía, el médico generalmente busca restaurar la estabilidad de su tobillo al aumentar la cantidad de tensión en sus ligamentos, esto lo hace atornillando y tensando los ligamentos afectados en áreas sanas adyacentes.

Esguince de tobillo o torcedura de tobillo. ¿Cuánto tarda en curarse y de qué depende?

El proceso de recuperación en cada caso es distinto, ya que esto depende de factores como la edad, el estado de salud general y el historial de lesiones previas del paciente. Además, el nivel de gravedad de la lesión juega un importante papel en cuanto a predicción del tiempo de recuperación de la persona lesionada. Por ejemplo un:

  • Esguince de tobillo grado I puede requerir algunas semanas para lograr repararse por completo.
  • Esguince de tobillo grado II, un desgarro parcial del ligamento poder necesitar unas 3-6 semanas para repararse.
  • Esguince de tobillo grado III, la división total del ligamento puede requerir entre 8 meses a un año, dado que su tratamiento por lo general es quirúrgico.

Otro factor determinante en el tiempo de recuperación, es el número de ligamentos y el tipo de ligamentos lesionados, un esguince lateral que involucra a los ligamentos externos tarda menos en recuperarse que un esguince medial que afecta los ligamentos internos o un esguince de tobillo alto en donde se ven comprometidos los ligamentos medios y altos del tobillo.

¿Cuándo puedo volver al deporte después de un esguince de tobillo? 

Se trata de una de las interrogantes más frecuentemente realizadas por nuestros pacientes deportistas en FisioClinics Palma. En nuestra clínica contamos con profesionales en fisioterapia deportiva y readaptación deportiva que podrán su mayor esfuerzo para que usted logre retornar a su deporte de forma segura, tan pronto como sea posible. Tenga en cuenta que si regresa demasiado pronto, puede empeorar su lesión, lo que podría provocar daños permanentes que afecten gravemente su carrera deportiva.

Cada persona tiene un proceso de recuperación distinto y se recuperan a un ritmo diferente, el retorno estará determinado por qué tan pronto se recupere su tobillo, no por cuántos días o semanas han pasado desde que ocurrió su lesión. En ocasiones un deportista con esguince leve puede volver en 1 o 2 semanas, sin embargo, un deportista con uno grave puede requerir de meses. Es importante destacar, que cuanto más tiempo tenga los síntomas antes de comenzar el tratamiento, más tardará en mejorar, por lo que recomendamos que si ha sufrido un esguince de tobillo durante el entrenamiento o en la competición, que asista a nuestra Clínica FisioClinics Palma lo antes posible, aquí nuestros fisioterapeutas están bien capacitados y preparados para guiarlo en el proceso de regreso al deporte. ¡Contáctanos!

Este artículo pertenece a fisioterapia, sport, rendandprev, lymphatic, home
tarjeta regalo general imagen
tarjeta regalo general contenido

¿Cómo pedir cita en FisioClinics Palma?

Para reservar una cita puedes llamar al número 670411744 , enviarnos un WhatsApp al número 670411744 o enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Más especialidades de FisioClinics

Más especialidades de FisioClinics