¿Qué es la epitrocleitis? ¿y cuál es su tratamiento?

¿Qué es la epitrocleitis? ¿y cuál es su tratamiento?

La epitrocleitis es una alteración que ocurre por la inflamación de la zona interna del codo, llamada anatómicamente epitróclea. La epitróclea es donde se insertan particularmente los músculos pronador redondo y la musculatura flexora de la muñeca, que están involucrados en la epitrocleitis.

La epitrocleitis ocurre por realizar movimientos repetidos de supinación forzada: los músculos que se insertan en la epitróclea se inflaman debido a que la tensión que reciben por el movimiento rompe las fibras de los tendones de inserción en la epitróclea, provocando fuertes dolores.

El síntoma característico de la epitrocleitis es un fuerte dolor en la zona de la cara interna del codo. La molestia empeora si la persona realiza movimientos como flexión de muñeca y pronación del antebrazo.

Diagnóstico de una epitrocelitis

Para realizar el diagnóstico de una epitrocleitis se debe tomar en cuenta:

  • Si existe dolor en la cara interna del codo (epitróclea).
  • Si existe dolor o sensibilidad en la epitróclea al realizar movimiento de pronación o flexión de codo resistida.
  • Debilidad al agarrar objetos.
  • Si hay dolor referido, cercano al codo.

El fisioterapeuta hace una exploración donde se le aplican distintos tests para reproducir el dolor de la epitrocleitis y confirmar la presencia de la alteración. Estos tests incluyen movimientos de flexión-supinación resistida-flexión dorsal pasiva y extensión dorsal venciendo una resistencia. Si el paciente indica que hay dolor es positiva la epitrocleitis.

También se indican exámenes de RX, RNM o ecografía para tener mayor certeza de la extensión de la lesión.

Tratamiento para la Epitrocelitis

Cuando hablamos de epitrocleitis existen distintas maneras de tratar esta lesión. Aquí te describiremos cada uno de los tratamientos para la epitrocleitis o codo de golfista:

Tratamiento conservador o fisioterapéutico: este tipo de tratamiento tiene como finalidad disminuir la inflamación, dolor y lograr que la persona pueda volver a sus actividades diarias. Está conformado por:

  • Indicaciones para que el paciente que evite realizar movimientos de flexión de muñeca y pronación del antebrazo.
  • Aplicar frío en la zona inflamada para disminuir la inflamación o calor para aumentar el riego sanguíneo y relajar la musculatura.
  • Colocar vendaje neuromuscular en la zona para disminuir la inflamación, relajar o potenciar los músculos (y así corregir los desequilibrios).
  • Aplicar ultrasonido, láser, electro-estimulación, etc. para generar un efecto analgésico.
  • Masajes descontracturantes y masajes anti-fibrosis (Cyriax) en la zona del codo.
  • Realizar estiramientos de la musculatura flexora de la muñeca para restaurar rangos de movimiento.
  • Ejecutar ejercicios que fortalezcan y den movilidad a los músculos implicados (ejercicios para trabajar la amplitud de la muñeca, estiramientos de muñeca, pronación y supinación del antebrazo, ejercicios de flexión y extensión de muñeca, ejercicios de fortalecimiento de agarre, y ejercicios de flexión y extensión  de codo, etc).

INFILTRACIONES: Este tipo de tratamiento se aplica cuando el conservador no ha dado ningún resultado. Ayuda a disminuir el dolor y la sinovitis a través de la aplicación de antiinflamatorios directo en el sitio de rotura del tendón de los músculos epitrocleares. Suele mostrar mejoría durante 6 semanas. Es recomendable aplicar infiltraciones en combinación con otro tratamiento, aunque no se suele recurrir a las infiltraciones por el alto riesgo a reincidencias de la epitrocleitis.  

Tratamiento Quirúrgico

Cuando el tratamiento conservador (los mencionados anteriormente) falla luego de 4 o 6 meses aplicándolo se busca reparar la zona con un tratamiento quirúrgico, el cual consiste en reparar el tendón por medio de distintas técnicas como liberar el origen del músculo o la resección del tejido patológico.

Tiene 80% de efectividad, pero en algunas ocasiones pueden presentarse consecuencias como:

  • Lesión del nervio cubital.
  • Lesión del cubital  antebraquial medial.
  • Limitación del ROM.
  • Entre otras.

Si realizas deporte o actividad física intensa y tienes epitrocleitis trata en lo posible de evitar realizar movimientos repetitivos de codo hacia la flexión. Además, recuerda que antes de cada entrenamiento se debe calentar la zona del codo, y posterior al entrenamiento realiza estiramientos de toda la zona de brazo, antebrazo y muñeca para evitar sufrir de una epitrocleitis

Este artículo pertenece a fisioterapia

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Más especialidades de FisioClinics

Más especialidades de FisioClinics