Calambres musculares durante el embarazo – FisioClinics Palma

Calambres musculares durante el embarazo – FisioClinics Palma

Rápido acceso. Junto a la vía cintura (Salida la Vileta Son Moix)

Fácil aparcamiento. Parking exterior y subterráneo gratuito para pacientes

A 1 minuto de la parada de autobuses (Líneas 6 y 8 Parada 334)

ubicación de la clínica

Debido al aumento de la tensión física de la mujer embarazada durante el embarazo, los calambres en las piernas y también en el abdomen se producen con frecuencia y rara vez las afectadas los consideran un problema grave. Los calambres abdominales durante el embarazo a menudo se asocian al desplazamiento de las asas intestinales por parte del niño en crecimiento.

¿De qué tratan los calambres musculares durante el embarazo?

Estar embarazada significa que es más susceptible a tirones musculares incómodos acompañada de la presión molesta en la región abdominal y en otras áreas. Debido al aumento de peso y al crecimiento de tamaño del niño y del útero, los músculos de las piernas, el abdomen y la espalda pueden sobrecargarse rápida y fácilmente, de modo que se tensan de manera reactiva originando contracciones o espasmos musculares súbitos, involuntarios y en ocasiones dolorosos en ciertos músculos.

Los calambres musculares ocurren con mayor frecuencia en el segundo y tercer trimestre del embarazo, ya que aquí es donde el estrés de la embarazada se ve incrementado. Por lo general, estos dolores son inofensivos y aunque las causas exactas en muchos casos no se pueden aclarar, hay varios factores en las mujeres embarazadas que pueden promover tales calambres.

¿Cuáles son los calambres musculares que más frecuentemente padecen las embarazadas?

El desarrollo progresivo del niño con el incremento de la carga de peso para la mujer que esta situación conlleva, la falta de ciertos nutrientes, los trastornos circulatorios, las posiciones incómodas al dormir, así como el desarrollo de un pinzamiento nervioso pueden ser motivos que conlleven a desarrollo de calambres en algunos músculos durante el embarazo. Los más comunes son:

Calambres abdominales durante el embarazo

Los calambres y la sensación ocasional de dolor en el área del abdomen, tanto en la parte inferior como en la parte superior del abdomen, son hasta cierto punto normales durante el embarazo y, por lo general, no son preocupantes. Esto es especialmente en una etapa avanzada de desarrollo del bebé en el útero; el aumento de tamaño del feto y el útero conduce a un aumento de la tensión en los órganos internos, los músculos abdominales y de la espalda, el aparato ligamentoso de la pelvis y el sistema vascular circundante. y tractos nerviosos. La presión sobre las asas intestinales desplazadas puede provocar un dolor abdominal similar al que ocasiona un calambre muscular.

De igual manera, la sobrecarga constante de los músculos del tronco en el contexto de un esfuerzo excesivo por los cambios presente, un flujo sanguíneo insuficiente (debido a vasos comprimidos) o una transmisión alterada de los estímulos (debido a una compresión nerviosa) pueden provocar calambres en los músculos abdominales.

Además, siempre puede haber causas que no tengan nada que ver netamente con los cambios del embarazo: apendicitis, cálculos renales o vesicales, cistitis o enfermedad de la vesícula biliar pueden ocurrir paralelamente a un embarazo existente y provocar dolor y calambres en el abdomen. Sin embargo, si los calambres abdominales no desaparecen por sí solos después de unos minutos, o si hay otros síntomas como sangrado, náuseas / vómitos o fiebre, estos deben ser aclarados urgentemente por el ginecólogo/ médico gineco-obstetra tratante.

Ahora bien, los calambres abdominales atípicos en el último trimestre del embarazo pueden indicar un posible parto prematuro inminente. En este caso, los calambres abdominales percibidos son causados por la contracción de los músculos uterinos o por contracciones que, aunque demasiado prematuras, están destinadas a expulsar al niño.

Calambres en las piernas y pantorrillas durante el embarazo

Una de las molestias más comunes en la segunda mitad del embarazo es la aparición de calambres en las piernas, especialmente en el área de las pantorrillas o los muslos. El factor causal más común es la alteración del equilibrio de agua y electrolitos: el aumento de la sudoración y el aumento de la necesidad de orinar (debido a la alta presión sobre la vejiga), en comparación con las mujeres no embarazadas. Conlleva a la pérdida de líquidos y minerales a través de la piel y la orina.

Los minerales magnesio y calcio, que son responsables de la función muscular regulada y la relajación muscular, son decisivos para el desarrollo de calambres (en las pantorrillas). Si hay una deficiencia, pueden producirse espasmos musculares. No obstante, aunque el equilibrio de minerales este bien, los calambres en las piernas pueden ocurrir a pesar de los niveles normales de magnesio y calcio en la sangre.

Una de las molestias más comunes en la segunda mitad del embarazo es la aparición de calambres en las piernas, especialmente en el área de las pantorrillas o los muslos. ..

Otra causa de los calambres en pantorrillas puede ser el esfuerzo físico excesivo y el aumento del estrés al final del embarazo, lo que en particular puede provocar una sobrecarga de los músculos de las piernas / pantorrillas. Además, los trastornos circulatorios en las piernas pueden provocar calambres, ya que esto significa que los músculos (de la pantorrilla) no pueden recibir un aporte suficiente sangre o líquidos y electrolitos para su correcto funcionamiento. Un pobre flujo sanguíneo a los músculos de las piernas pueden ser el resultado de estar más sentada y acostada en la segunda mitad del embarazo (la falta de ejercicio es, por lo tanto, un factor de riesgo de calambres en las pantorrillas).

Algo menos frecuente, pero aún una posible causa de calambres en las piernas, también puede ser un pinzamiento nervioso (por ejemplo, ciática), que puede alterar la transmisión de la señal del nervio al músculo. También la presencia excesiva de fósforo en la sangre (provocada por una mala alimentación durante el embarazo) puede favorecer los calambres en las piernas. Las posturas al dormir son igualmente desfavorables (como estar boca arriba y con las piernas permanentemente estiradas) pueden provocar calambres nocturnos en las piernas.

Es importante destacar que en caso de calambres e hinchazón prolongados y dolor constante en una pierna (la hinchazón en ambas piernas suele indicar retención de agua y suele ser inofensiva durante el embarazo), se consulte inmediatamente a un médico para descartar un problema circulatorio más grave como una posible trombosis.

¿Cómo se detectan los calambres musculares durante el embarazo?

Dado que, por lo general, se le considera una dolencia inofensiva del embarazo, los calambres abdominales y en las pantorrillas ocasionales y leves, que no se acompañan de ningún síntoma adicional, se considera que no es necesario aclararse con ningún diagnóstico. Sin embargo, si el médico / fisioterapeuta o el paciente tienen dudas debido a la gravedad y la frecuencia, se encuentran disponibles varios métodos de examen diagnóstico.

Si los calambres en las piernas ocurren con frecuencia, además de una anamnesis detallada, también llevará a cabo un examen físico y palpatorio en el que se evalúan específicamente la circulación sanguínea y las reacciones nerviosas.

También será necesario valorar el estado de electrolitos mediante un análisis de sangre (también es posible una determinación de las enzimas musculares y las hormonas tiroideas). En algunos casos, la electromiografía (EMG) y la electroneurografía (ENG) también pueden formar parte del examen, en el que la actividad muscular y nerviosa en las extremidades se puede medir de forma específica y más precisa. El diagnóstico por ecografía de los vasos en las piernas también puede proporcionar mejor información sobre la situación del flujo sanguíneo.

Para los calambres en la parte superior o inferior del abdomen que se desvían de los síntomas del embarazo inofensivos, diferentes exámenes también se pueden llevar a cabo - en función de la etapa del embarazo - para descartar un posible aborto involuntario o embarazo extrauterino en el primer trimestre del embarazo, por lo general, una ecografía se realiza el abdomen. Esto puede confirmar la integridad y el ajuste correcto del embarazo y se pueden excluir otras causas como apendicitis, cólicos de uréter o enfermedad de la vesícula biliar. Además, un análisis de sangre basado en la determinación de los parámetros de inflamación permite el esclarecimiento de los procesos inflamatorios como causa de los calambres abdominales. Como regla general, la ecografía y los análisis de sangre siempre van acompañados de un examen ginecológico y físico detallado.

¿Qué se puede hacer en caso de calambres musculares durante el embarazo?

Los calambres en las piernas, que ocurren por la noche en mujeres embarazadas, solo pueden aliviarse con el movimiento (estiramiento) en casos agudos con un calambre ya existente: si los calambres en la pantorrilla, el pie o el muslo ocurren por la noche, levantarse de la cama rápidamente y con precaución ayuda y camina alrededor, para que los músculos se utilicen automáticamente y, sobre todo, se estiren y se pueda contener el calambre.

Los masajes ligeros y el estiramiento son unas de las técnicas usadas desde fisioterapia dirigidas a aliviar y relajar las partes afectadas del cuerpo al aumentar y favorecer el flujo sanguíneo, además la termoterapia y los baños de contraste funcionan de la misma manera.

Además, se puede intentar compensar una posible deficiencia de magnesio y / o calcio con una dieta sana y equilibrada y reducir así el potencial de calambres. Si esto no es posible a través de una nutrición dirigida, es posible que deban usarse suplementos dietéticos durante el embarazo

Para prevenir los calambres en las piernas durante el embarazo, se debe levantar las piernas con la mayor frecuencia posible. En el caso de calambres abdominales inofensivos que no van acompañados de otros síntomas, los baños calientes, ponerse bolsas de agua caliente y beber tés calmantes (hinojo, alcaravea, té de manzanilla) también suelen ayudar. Sin embargo, si los calambres abdominales duran más y se acompañan de síntomas secundarios, se debe consultar a un ginecólogo lo antes posible.

5 consejos en el embarazo para garantizar un buen parto - FisioClinics Palma de Mallorca

Una buena recuperación postparto está relacionada con las acciones que realices durante el embarazo. Prepárate para el gran día con los consejos que te brinda una de nuestras fisioterapeutas especializadas en maternidad y tratamiento del suelo pélvico. ¿Tiene calambres en las piernas durante el embarazo? Si tiene algún síntoma o malestar muscular, consulte a un fisioterapeuta de salud femenina y fisioterapia del suelo pélvico. Haga clic aquí para reservar cita en línea hoy.

Con la llegada del bebé, se presentan muchas interrogantes acompañadas de notables cambios físicos en esta nueva etapa de la vida, recupera la forma de tu cuerpo y las funciones alteradas durante el embarazo con ayuda de los expertos en recuperación postparto de FisioClinics Palma. Tenemos para ti nueva mamá, nuestras clases grupales de Recuperación Post Parto las cuáles son realizadas con pocos participantes para lograr brindarles a cada madre una atención personalizada durante la ejecución de cada movimiento.

 

¿Cómo pedir cita en FisioClinics Palma?

Para reservar una cita puedes llamar al número 670411744 , enviarnos un WhatsApp al número 670411744 o enviarnos un mensaje a través del formulario de contacto

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.

Más especialidades de FisioClinics

Más especialidades de FisioClinics