Tratamiento fisioterapéutico de las disfunciones o alteraciones temporo-mandibulares

Tratamiento fisioterapéutico de las disfunciones o alteraciones temporo-mandibulares

Los trastornos o disfunciones temporomandibulares son aquellos problemas mandibulares en donde se produce una alteración de cualquiera de las estructuras relacionadas a los dientes y la masticación, lo cual produce una muy variada y además extensa cantidad de manifestaciones clínicas.

Existe una gran cantidad de causas que podrían desencadenar un trastorno temporomadibular. De hecho, muchas de las causas no se encuentran muy bien clarificadas. Sin embargo, entre ellas podemos encontrar: traumatismos, maloclusiones o problemas de alineación dentaria, sobrecargas repetitivas, pérdidas dentarias, alteraciones condilares, enfermedades infecciosas, bruxismo, malos hábitos posturales, estrés, fracturas, cirugías bucales…

Síntomas de los trastornos temporomandibulares

Los síntomas de una disfunción temporomandibular son muy variados y a veces relacionados a otros problemas que nada tienen que ver. Entre los síntomas podemos destacar:

  • Desviaciones en la apertura mandibular.
  • Limitaciones a nivel de la apertura mandibular.
  • Dolores de cabeza fuertes y continuos.
  • Vértigo.
  • Dolor de oídos.
  • Zumbidos.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Sensación de quemazón.
  • Problemas en la masticación y deglución.
  • Sensación de fatiga y dolor en la mandíbula.
  • Dolor en el cuello.
  • Mareos.
  • Tinitus.

Por lo tanto, es importante realizar una buena y exhaustiva valoración física previa que nos permita determinar cuál es el origen del problema y a su vez y discernir cuáles serán los lineamientos a seguir para el protocolo de tratamiento fisioterapéutico del paciente.

Tratamiento fisioterapéutico de las disfunciones o alteraciones temporo-mandibulares

Una vez hemos realizado la evaluación clínica pertinente, procederemos a realizar según nuestro criterio los siguientes procedimientos fisioterapéuticos:

  • Movilizaciones de la articulación temporo-.mandibular y manipulaciones que nos permitan mejorar la apertura y la alineación temporomandibular, generar coaptación o descoaptación según sea el caso, contribuir a la movilización de los tejidos blandos, mantener la correcta movilidad y desplazamiento de las superficies articulares y evitar posibles complicaciones por pérdida de la movilidad.
  • Estiramientos musculares, con la finalidad de mantener la flexibilidad y además disminuir el dolor por tensión en los músculos masticatorios.
  • Masoterapia o masajes de los músculos masticatorios con la finalidad de disminuir la tensión por contractura que genera dolor, dificultad para la movilidad, etc.
  • Punción seca para la inhibición de los puntos gatillos miofasciales de la musculatura masticatoria.
  • Dependiendo de la gravedad y las causas que ocasionen la disfunción, en algunos casos será necesario emplear ciertas técnicas o ejercicios específicos como: Reeducación Postural Global (RPG), Facilitación Neuromuscular Propioceptiva (FNP), Técnica de Jones, etc.
  • Ciertos agentes físicos, como termoterapia, electroterapia analgésica (TENS), ultrasonidos, etc. procurando siempre utilizar las herramientas adecuadas para esta zona del cuerpo en específico.
  • Muchas veces las patologías a nivel de la articulación temporomandibular se dan como consecuencia de alteraciones a nivel de otras zonas circundantes, por lo que quizá sea necesario trabajar también otras partes del cuerpo (relacionadas) en conjunto con las técnicas que se aplican directamente en la zona temporomandibular. Todo es cuestión de evaluar para conocer cuáles son las medidas necesarias para tomar en cuenta durante cada proceso del tratamiento.
  • Ejercicios específicos tanto pasivos como activos pero dirigidos siempre por el fisioterapeuta.
  • Técnica de biofeedback.
  • En algunos casos es recomendado el uso de vendaje neuromuscular o Kinesiotaping.

Es importante destacar que la articulación temporomandibular es una de las articulaciones más complejas de tratar, por lo tanto, es importante tener pleno conocimiento tanto a nivel anatómico como funcional de todas las estructuras que la componen, para poder asegurar un protocolo de rehabilitación realmente asertivo y efectivo, ya que de los contrario, podrían existir complicaciones durante el tratamiento.

En ciertos casos muy severos y avanzados en donde el tratamiento conservador no logra revertir la causa del problema, será necesaria la realización de la intervención quirúrgica.

Este artículo pertenece a fisioterapia, osteopathy, central y a

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

Más especialidades de FisioClinics