Contracturas musculares ¿qué son?

La contractura muscular es una contracción mantenida del músculo. Su carácter lesivo reside en la prolongación de la contracción involuntaria, pudiendo ser dolorosa para los pacientes.

¿Qué son?

Una contractura muscular no se caracteriza por ser una lesión grave, pero puede llegar a ser molesta e impedir la realización de diferentes movimientos y gestos. En un músculo contraído se ubican diferentes zonas palpables llamados nudos musculares o puntos de gatillo, que son en donde se concentra toda la tensión.

Causas de la contractura

Este puede ser una anomalía muy común en cualquier persona, aquí te mostramos algunas causas por las que pueden aparecer las contracturas musculares:

  • En las personas sedentarias, que tienen una ausencia de actividad física, hace que disminuya el tono muscular, al realizar cualquier actividad de alto impacto va a repercutir directamente en la musculatura que no se ha entrenado previamente.
  • En las personas mayores existe una disminución considerable de la capacidad de elasticidad y tonicidad de los músculos y articulaciones.
  • Claro está, que el estrés influye para que aparezcan esas tensiones involuntarias y no deseadas en la musculatura.
  • Mantener posturas prolongadas en el tiempo en sus actividades laborales, que requieran un esfuerzo físico innecesario o una carga de peso.

Síntomas de las contracturas musculares

Podemos definir 2 de los síntomas más característicos de las contracturas musculares:

  • El primero es el dolor. El dolor puede variar en gravedad.
  • La limitación de movimiento. Un músculo que está permanentemente contraído no permite el movimiento. Puede variar según la zona afectada y el recorrido de la contractura muscular.

Diagnóstico

Hay que interpretar los síntomas de manera correcta. Esto se logra en la obtención de los datos del paciente en la consulta. Luego de la entrevista, mediante la palpación de las zonas indicadas se buscarán los nudos o zonas con mayor tensión, pudiendo existir puntos de gatillo activos que se conocen por la presencia de dolor constante, observando también las limitaciones del rango de movimiento, las restricciones fasciales entre otras cosas nos indicarán la zona lesionada.

Tratamiento fisioterapéutico

Ya que es una lesión de carácter leve en la mayoría de los casos podemos implementar algunas herramientas sencillas para tratar las contracturas.

  • En primera instancia se debe reposar de la actividad que genera la lesión.
  • Se puede aplicar termoterapia en la zona afectada, para aumentar la vasodilatación y ayudará a depurar la sangre del segmento muscular, aunado a esto causa una sensación de alivio por su efecto analgésico y relajante.
  • Los baños de contraste, alternando entre agua caliente y agua fría, provoca reacciones combinadas de vasodilatación y vasoconstricción estimulando la circulación.
  • La masoterapia ayuda enormemente a disminuir los puntos de tensión que se encuentre en los músculos lesionados.

Formulario de contacto

Rellena este formulario para pedir cita o consultar cualquier duda

Más especialidades de FisioClinics